Historia

Surgimos en Santo Tomás, municipio de San Salvador (2003) con el objetivo de organizar y capacitar a las obreras de la maquila textil para la incidencia política y la defensa de derechos humanos laborales, a partir del 2005 se inicia un proceso organizativo y formativo de mujeres trabajadoras por cuenta propia, aunque en ese momento se les identificaba como liderezas comunales, esto se inició con el objetivo de fortalecer y vincular a ambas poblaciones para la defensa de sus derechos humanos, actualmente se cuenta con ocho grupos de obreras de maquilas en dos municipios de El Salvador; cuatro grupos de trabajadoras por cuenta propia en un municipio y tres grupos de bordadoras que trabajan para las maquilas en igual número de municipios.